El castigo de la tumba

 
 

Cuestión:¿Es auténtico, que hay un castigo en la tumba?


Respuesta:El castigo de la tumba es una cosa confirmada por el Corán, por la sunna y también por la unanimidad de los musulmanes.

En cuanto a la prueba en la sunna, el profeta (salla allahu a3leyhi wa salam) dijo:

"Pida protección de Allah contra el castigo de la tumba, pida protección de Allah contra el castigo de la tumba, pida protección de Allah contra el castigo de la tumba." (Reportado por Mouslim).


En cuanto a la unanimidad de los musulmanes, ellos todos dicen en su oración: pido protección de Allah contra el castigo del infierno y contra el castigo de la tumba. Ya sea un musulman cualquiera o hasta el mayor de los sabios, todos lo dicen.

Y en cuanto al Corán, Allah soubhana wa ta'ala dice:

"El Fuego, al que serán expuestos mañana y tarde. Y el día que llegue la Hora*: ¡Haced que la gente de Firaún entre en el más duro de los castigos!"

*[Se dirá a los ángeles] (Sura El perdonador; aleya 46)


Sin duda alguna su exposición al fuego no es apartarlos de él sino al contrario es para que el castigo los alcance. Allah soubhana wa ta'ala dice:


"¿Y quién es más injusto que quien inventa una mentira sobre Allah o dice: Yo he recibido la inspiración, cuando no se le ha inspirado nada; y dice: Haré descender algo similar a lo que Allah hace descender? Y si vieras cuando los injustos estén en la agonía de la muerte y los ángeles tiendan la mano: ¡Expulsad vuestras almas! Hoy se os pagará con el castigo del envilecimiento, por lo que decíais sobre Allah sin ser verdad y porque os llenasteis de soberbia ante Sus signos." (Sura El ganado; aleya 93)


La palabra "hoy" es definida por el artículo "el día" que designa el momento presente, lo que quiere decir el día presente que es el día de su muerte. Pues el castigo de la tumba es confirmado en la sunna, en el Corán y por la unanimidad de los musulmanes.



____________________________________________________________
Fuente: Fatwa del Sheikh ibn a Otheimin, Cuestión número 52 página 108
Tomado: www.fatawaislam.com
Traducido del francés al castellano por: Ummu Raihana Al-Andalusia